Mapa.

martes, 2 de octubre de 2018

Una ciudad en detalles...Sevilla

 Monumento a los ancianos de Sevilla en la calle Almirante Topete en el barrio Tiro de Linea.
 Escultura inaugurada el 13 de marzo de 2008. Obra del escultor Nicomedes Díaz Piquero
                                               Piragüista en el río Guadalquivir
                                                      Azulejo en el mercado de Triana
 Casa de la Memoria en calle Cuna. Es un centro cultural con actuaciones de flamenco, exposiciones, cursos, etc que exploran las raíces del flamenco y su historia.
 En el barrio de San Lorenzo, uniendo la calle de Santa Clara con la de Jesús del Gran Poder, discurre una calleja larga y estrecha que recibe el nombre de  calle Hombre de Piedra ( antes llamada del Buen Rostro ). El motivo de tal denominación reside en que en ella, empotrada en una hornacina a nivel de la acera, puede verse una estatua de piedra, de borrosos relieves, que lleva allí varios siglos.
Esta leyenda se remonta a una fresca noche del siglo XV en la que bebía a saco Mateo el Rubio con sus amigos en una taberna. Cuando salió a la calle pasaron por la puerta del Santísimo Sacramento, en la que era obligatorio arrodillarse por orden del rey Don Juan II (todavía se lee esta orden). Todos lo hicieron, menos el rebelde Mateo que insultó y se rió en la cara del Santísimo Sacramento, diciendo que eso era tema para beatas. Fue entonces cuando la ira de Dios le mandó un rayo divino, hundiendo sus rodillas en la tierra y convirtiéndolo en piedra.
Actualmente la verdadera interpretación es que se trata de una estatua romana perteneciente a unas termas, que los árabes mantuvieron señalando unos baños públicos llamados “de la estatua” y que ha resistido hasta nuestros días las múltiples reformas sufridas durante casi dos mil años.
 Hornacina con busto del rey Pedro I de Castilla en el nº 30 de la calle Cabeza del Rey Don Pedro. Comienza en la calle Boteros y desemboca en la confluencia de Muñoz y Pabón, Corral del Rey y Almirante Hoyos. Antiguamente se llamó calle del candilejo.
Dice una leyenda que el rey Don Pedro solía salir de noche a recorrer la ciudad de incógnito. En una de sus correrías tuvo un altercado con un desconocido, al que mató. Al día siguiente corrió la noticia de que un noble había sido asesinado aquella misma noche. El rey mandó averiguar lo ocurrido, prometiendo colgar la cabeza del asesino en el lugar del crimen. Una anciana testificó que podía identificar al culpable: el propio Rey, al que reconoció porque le crujían las articulaciones. El Rey reconoció su culpa y, para expiar su pena, mandó colocar una efigie suya en aquel lugar.
El busto y nicho actual son obra de alrededor de los años de 1620-30, que sustituyen a otros más antiguos que había en el mismo lugar. (Otros autores, no obstante, datan el busto en el año 1599, y lo atribuyen al escultor Marcos Cabrera)

                           Exterior de la iglesia de San Isidoro. Calle Augusto Plasencia
                                   Calle Tomás de Ibarra, 18. Casa de Paco Palacios "El Pali".
                                                                  Museo Casa de la Ciencia en Av. de Chile, 3

jueves, 20 de septiembre de 2018

Capilla de San Andrés. Hermandad de los Panaderos

 Capilla de San Andrés. Situada en la calle Orfila 3, es de estilo barroco y data del siglo XVIII. En la puerta de entrada destaca en el frontón  la imagen del apóstol San Andrés, a cada lado los azulejos de los titulares de la hermandad obra de Antonio Kierman
Interiormente su cúpula es de gran barroquismo y plasticidad; arranca de un tambor polilobulado del que parten ocho plementos o sectores triangulares entre radios que confluyen en un florón central de yesería, mostrando unas superficies revestidas de pinturas murales que representan a los cuatro evangelistas, San Juan, San Mateo, San Marcos y San Lucas y los cuatro doctores de la iglesia, San Ambrosio, San Gregorio Magno, San Jerónimo y San Agustín.
 entre los cuadros destaca San Pedro y la aparición de la Virgen a San Agustín, copia de Murillo
 En un lateral podemos ver imagen de San Andres.
 El Retablo mayor se encuentra presidido por imagen de Ntro. Padre Jesús del Soberano Poder, obra de Antonio Castillo Lastrucci (1945) o por Ntra. Sra. de Regla atribuida a Luisa Roldan, "la Roldana", en el último tercio del siglo XVIII y por imagen de “San Juan Evangelista” obra de Castillo Lastrucci en 1945.
                                                         La Inmaculada Concepción

María Santísima de Regla es una escultura procesional de Virgen Dolorosa. La autoría de esta imagen se atribuye con cierta insistencia a la mano de Luisa Roldán, más conocida como «La Roldana», aunque también a la de Gumersindo Jiménez Astorga; si bien no existen documentos suficientes que acrediten dicha teoría, por otra parte difícil de demostrar debido a las importantes transformaciones a que ha sido sometida a lo largo del tiempo.
 Es ésta una imagen de candelero para vestir. Presenta una expresión de dolor contenido, con suave inclinación de la cabeza, mirada baja, cejas rectas y boca entreabierta. En la mano izquierda, como atributo de su patronazgo sobre el gremio de los panaderos, lleva una espiga de oro, tallada en 1989.

 El Jesús del Soberano Poder en su Prendimiento es una talla de Antonio Castillo Lastrucci del año 1945, al igual que las restantes ocho figuras que componen el misterio siguiendo el relato de San Juan Evangelista. La mencionada talla del Cristo vino a sustituir a una anterior de la primera mitad del siglo XVII que, desde 1973, se encuentra "en depósito" en la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Juncal, bajo la advocación de Jesús Cautivo en su Soledad.

 Cristo del Perdón pertenece a la hermandad de los Panaderos, de reciente hechura donado por un hermano de la corporación y realizado por el escultor Manuel Martín Nieto.